[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

[e-farmacos] Fluoroquinolonas y embarazo (cont.)


  • From: "Aguilera, Cristina" <cam@icf.uab.es>
  • Date: Wed, 29 Nov 2000 06:25:25 -0500 (EST)

E-farmacos: Fluoroquinolonas y embarazo (cont.)
-------------------------------------------------------------------------

Estimado Mario,

Las quinolonas estan explicitamente contraindicada durante el embarazo
por el laboratorio fabricante, ya que la experiencia en animales muestra
que las quinolonas pueden interferir el desarrollo de los cartilagos en
articulaciones de carga en animales en crecimiento.

Hay estudios en animales en los que se ha encontrado una asociacion
entre las quinolonas y la aparicion de artropatia en los fetos por
alteraciones degenerativas en los cartilagos de crecimiento. Es conocido
que los datos procedentes de animales de experimentacion no son
extrapolables a los seres humanos y la significacion de estas pruebas en
humanos adultos no esta clara, pero hay la sospecha de que las
quinolonas puedan tener efectos indeseados en ninhos y en adolescentes.

La utilizacion de las quinolonas no se recomienda en el embarazo, la
lactancia ni en pacientes pediatricos; tal vez por ello no hay
comunicaciones de dismorfogenesis en humanos y, por lo tanto, tampoco
hay datos que confirmen o nieguen el riesgo de teratogenia en la especie
humana.

Berkivitch et al han publicado un estudio realizado en 38 mujeres
embarazadas que consultaron por haber recibido quinolonas durante el
primer trimestre del embarazo. De estas, 28 habian recibido norfloxacina
y 10 ciprofloxacina. No se encontraron diferencias entre este grupo de
mujeres tratadas y el grupo control, en cuanto a edad materna, historia
obstetrica y consumo de alcohol o tabaco. El 92% de las mujeres habian
recibido la quinolona durante el primer trimestre del embarazo. La dosis
media de norfloxacina fue de 800 mg al dia y la de ciprofloxacino de
1.000 mg al dia. La media de duracion de los tratamientos fue de 7,7 1
5,4 dias. No se produjeron malformaciones en el grupo tratado. No se
encontraron diferencias en cuanto a problemas del sistema
musculoesqueletico, ni hubo trastornos de las articulaciones, ni se
notifico ningun retraso en el inicio de la marcha (seguimiento
aproximado del inicio de la marcha de un anho).

Los autores concluyen que el uso de quinolonas durante el primer
trimestre del embarazo no parece estar asociado a un mayor riesgo de
malformaciones o de problemas musculoesqueleticos; no obstante,
consideran que seria conveniente hacer un seguimiento a largo plazo de
estos ninhos, con resonancia magnetica, para excluir los danhos
posteriores que pudieran aparecer en el cartilago o en los huesos.

En un estudio de los 134 embarazos expuestos a quinolonas (68 a
ciprofloxacina, 61 a norfloxacina y 5 a ambas) y que habian consultado
al Servicio de Informacion Teratologica de Canada, no se encontraron
diferencias respecto a los controles en cuanto a neonatos vivos,
abortos, cesareas, malformaciones, distres fetal o peso al nacer.

En otro estudio de seguimiento prospectivo de otro servicio similar
europeo se incluyeron datos propios de 549 embarazos expuestos a
quinolonas (70 a ciprofloxacina) y datos del laboratorio fabricante (116
prospectivos y 25 retrospectivos). De los 666 casos con desenlace
conocido se observaron un total de 32 embriones, fetos o neonatos con
malformaciones; ello supuso un 4,8% que, comparado con datos
epidemiologicos previos de los propios autores, no supone un aumento del
riesgo. El tipo de anomalias observadas tampoco siguio un patron
especifico.

Mas recientemente se ha publicado un estudio de seguimiento prospectivo
de 200 mujeres embarazadas expuestas a fluoroquinolonas (norfloxacina,
ciprofloxacina y ofloxacina) durante el primer trimestre de la
gestacion. Los datos se compararon con 200 controles expuestos a
antimicrobianos no teratogenicos ni embriotoxicos. El porcentaje de
malformaciones entre los dos grupos no fue significativamente diferente:
2,2% en el grupo de quinolonas y 2,6% en el grupo control, con un riesgo
relativo de 0,85 y un intervalo de confianza al 95% de 0,21-3,49.
Tampoco hubo diferencias en la tasa de abortos espontaneos, distres
fetal, prematuridad y peso al nacer. Si se observo una tendencia, aunque
no significativa, a un aumento de los abortos terapeuticos en el grupo
tratado con quinolonas (RR 4,50; IC 95%: 0,98-20,57), lo que resulto en
una disminucion de la tasa de nacidos vivos en este grupo (un 86% frente
a un 94%, p=0,02).

Las quinolonas en general estan situadas en la categoria C de la
clasificacion de la Food and Drug Administration (FDA).

En conclusion, las quinolonas pueden interferir en el desarrollo oseo de
animales en crecimiento, por lo que se contraindica su administracion
durante el embarazo. No obstante, esto no se ha podido confirmar en la
especie humana, y los datos disponibles hasta ahora procedentes de
estudios observacionales, algunos controlados, indican que no parecen
farmacos teratogenicos importantes.

A pesar de que estos datos no permiten afirmar que no hay ningun riesgo
y que son farmacos seguros que se pueden utilizar libremente durante el
embarazo, si sirven para transmitir una informacion mas tranquilizadora
que la que se decia hasta ahora a las mujeres gestantes expuestas de
manera puntual.

Cristina Aguilera
Consulta Terapeutica
Fundacion Institut Catala de Farmacologia
Barcelona
cam@icf.uab.es


REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. Briggs GG, Freeman RK, Yaffe SJ.A Reference Guide to Fetal and
Neonatal Risk. Drugs in Pregnancy and Lactation. 3* ed, Baltimore:
Williams and Wilkins, 1998.

2. Pastuszak A, Andreou R, Schick B, Sage S, Cook L, Donnenfeld A,
Koren G. New postmarketing surveillance data supports a lack of
association between quinolone use in pregnancy and fetal and neonatal
complications. Reprod Toxicol 1995; 9: 584.

3. Schaefer C, Amoura-Elefant E, Vial T, Ornoy A, Garbis H, Robert E,
Rodriguez Pinilla E. Pexieder T, Prapas N, Merlob P. Pregnancy outcome
after prenatal quinolone exposure. Evaluation of a case registry of the
European Network of Teratology Information Services (ENTIS). Eur J
Obstet Gynecol Reprod Bio 1996; 69: 83-9.

4. Berkovitch M, Pastuszac A, Gazarian M, Lewis M, Koren G. Safety of
the new quinolones in pregnacy. Obstet Gynecol. 1994; 84: 535-8.

5. Linseman DA, Hampton LA, Branstetter DG. Quinolone-induced
arthropathy in the neonatal mouse. Morphological analysis of articular
lesions produced by pipemidic acid and ciprofloxacin.Fundam Appl Toxicol
1995; 28: 59-64.

6. Zinner S. Fosfomycin trometamol versus pipemidic acid in the
treatment of bacteriuria in pregnancy. Chemotherapy 1990; 36 (suppl 1):
50-2.

7. Loebstein R, Addis A, Ho E, et al. Pregnancy outcome following
gestational exposure to fluoroquinolones: a multicenter prospective
controlled study. Antimi Ag Chemoter 1998; 42: 1336-9.
-
Envíe el correo para la conferencia de `e-farmacos' a:
e-farmacos@usa.healthnet.org
Envíe las peticiones administrativas a:
majordomo@usa.healthnet.org
Para la ayuda adicional, envíe el correo a:
owner-e-farmacos@usa.healthnet.org